Obra Pastoral

El Padre Chava a pesar de la severísima discapacidad del Padre Chavita, su actividad era increíble. Confesaba, celebraba Misa, salía a visitar enfermos, contestaba su correspondencia de diversas partes de nuestro país y allende las fronteras; atendía a diversos grupos: matrimonios, jóvenes, religiosos y religiosas, grupos escolares, de empresarios y otros.

Nos dirigimos a todas las personas que conocieron al Padre Chavita y que estén dispuestas a enviarnos su testimonio, escrito y firmado, así como fotografías que tengan de él a la siguiente dirección:

También será bienvenida cualquier aportación económica que deseen hacer para esta causa de beatificación.